La última batalla de Ignacio Garralda, un señor atípico en el mundo de la gran empresa, es la lucha contra la violencia de género. El madrileño preside el Grupo Mutua Madrileña desde 2008, imprimiendo a la aseguradora su estilo y forma de ser. Pero también tiene un papel preponderante y comprometido en su fundación, que celebra su XV aniversario en un acto que tendrá lugar el próximo 3 de julio, en el que se entregarán las ayudas anuales a la investigación médica y a la acción social.

“Hay que erradicar la violencia sobre los sectores más débiles de la sociedad”, sentencia a Fuera de Serie en su despacho de la planta 16 del Paseo de la Castellana. Asesoría bursátil y solidaridad. Este hombre de 66 años se maneja entre dos campos muy dispares que aparentemente poco tienen que ver, aunque a él no se lo parece.

“Mutua creó su fundación en 2003 para apoyar la investigación médica y aumentar su compromiso social. La filantropía en este campo es escasa en España, tal vez porque sus efectos no se ven a corto plazo y porque las exenciones fiscales no son las que existen en otros países”, revela alto y claro en la entrevista, que se puede leer completa este sábado en las páginas de la revista. La lucha contra la violencia de género y el acoso escolar han sido sus últimos y nuevos proyectos sociales. “Es una iniciativa personal, como lo es también la convocatoria de ayudas anuales a la acción social de las ONG”.

Fuente | Expansión.com